Dejarse sorprender es la única regla de la aventura. No importa la distancia ni la dificultad, lo importante es conquistar una emoción única y personal.

Pastel de Puerro con Langostinos

Risotto de Ibéricos con Setas, Boletus y Crujiente de Jamón

El verdadero cocinero no maquilla ni engaña en sus preparaciones. La práctica lo hace experto y es un insulto para él servir algo que no le emociona o le convence del todo.

Hacer una parada, degustar una buena comida y acompañarla de un vino especial puede hacer que ese momento permanezca para siempre en la memoria

Suprema de Pargo en dos texturas con parmentier de patata clorofilada, espárragos verdes y verduras

Calamar relleno de espinacas

Cocina creativa en un entorno único de Mar, acantilados y pinares.

Carrillada al gorgonzola con puré de patatas

Salmorejo de Frambuesa con Sardina marinada

LA HISTORIA DE LOS CAÑOS DE MECA, ZAHORA Y TRAFALGAR

La historia de Los Caños de Meca está ligada al estrecho de Gibraltar, Fretus Herculeum romanos o Boughaz Tarek de los árabes.

En la antigüedad que eran las únicas rutas comerciales por el mar, la incapacidad para la navegación de altura a la cual los accidentes geográficos de las costas fueron fundamentales para el comercio, fenicios y romanos, Trafalgar fue obligada punto de paso en las rutas a Hispalis, Gades y Onuba etc.. Dada la riqueza en la pesca en los caños fábricas de salazones, que permanece en la playa de marisucia y junto al Faro, produciendo el famoso Garum, salsa de un pescado, que tenía una gran venta en Roma.

La base de Caños de Meca está en principio dentro de la órbita de fenicios y romanos; de tal manera que se ha situado el templo de Juno, inevitable punto de referencia para los marineros que completó su gira del estrecho en el extranjero. También aquí, anteriormente se instalaron trampas.

Hace algunos inviernos, una tormenta dejó al descubierto una gran piscina romana para salar. Como en Zahara, también la lengua castellana deja evidencia de atún borracho fue testigo de eso Costa en tiempos del ducado de la actividad: “Ir de la Zeca a la Meca” dice Horozco que es un dicho popular que tiene su origen en el hecho de caminar de una trampa a otro. Pero si, como señalan los Regueira, el Zeca era la casa de moneda de Sevilla, parece más el refrán se refiere a la naturaleza de las personas que iban de un lugar a otro robo.

Desde el principio por lo tanto su nombre, Los Caños tenían fama por la riqueza de sus aguas que debían impresionar a los árabes, que tanta falta en su lugar de origen de ellos. Y si los medios de comunicación y fue bautizado con un patrocinio de Sidón, nosotros no se sorprenda que Los Caños de Meca, debe su nombre a la ciudad sagrada de los musulmanes.

El romano Juno todavía puede ser visto el templo de Dios, hoy sumergido bajo las aguas. Algunos submarinistas afirman haber encontrado y en las instalaciones del Faro parece ser permanece.

La época visigoda es el fundamento de la ermita de San Ambrosio, con una sola nave dividida en secciones por medio de 4 arcos que servían de apoyo para cubrir, ahora perdido.

Durante la edad media los árabes colonizaron Vejer, dio el nombre al promontorio de la costa a partir de Trafalgar, “promontorio de la cueva”, fueron de tiempo cuando las costas no eran seguras vivir por el constante paso de piratas, por lo que la población vivía en la ciudad de Vejer.

Se conserva la torre Trafalgar árabes, ubicado junto al Faro, que data del siglo IX.
Los árabes se sorprendieron por la abundancia de agua dieron su nombre a la zona inspirada en la ciudad Santa de la Meca.
Reconquistada la zona por el duque de Medina sidonia, paso a ser la frontera con el Reino de Granada.

Durante los siglos XV y XVI la zona perteneció al ducado de Medina-Sidonia, en la cercanas trampas para la pesca de atunes (Barbate y Zahara). De esta época son los miradores de Torres de la Meca y del Tajo, que sirvió para advertir de la llegada de corsarios moriscos de los cercanos puertos de Asilah, Larache, muy y venta; Es la época del no hay moros en la costa. Estas costas eran todavía pueda habitar.
Principios del siglo XIX (1805) tuvieron lugar la famosa batalla de Trafalgar entre franco-española y la flota inglesa encontró a partir respectivamente de los puertos de Gibraltar y Cádiz, a mitad de camino. Este hecho dio nombre al lugar y ha sembrado los fondos en la zona de naufragios.
A finales del siglo XIX se construyó el Faro de Trafalgar, más concretamente en 1874, levantado sobre un antiguo faro romano. Se utilizaron los materiales de batería Romano Templo y sacrificios. En aquel momento las playas del Faro eran conocidas como calderas, por los muchos naufragios. Para los marinos, Trafalgar cruza el mar muy o muy molido, en el centro son los arrecifes.

El siglo XX fue llevado los fortines, utilizados para evitar desembarcos. Persiste, uno bien conservados en el pirata y el otro en los apartamentos. Se construye también el casa cuartel de la Guardia Civil, para la vigilancia de la costa y es repobla de zona de pinos de la Breña, actual pinar. Después de la Guerra Civil se crea el municipio de Barbate y el área se convierte depende administrativamente de esta población.

En estos años, la abundancia de agua condujo a la existencia de pequeños huertos. En la década de 1960 empieza el auge del turismo de Los Caños, con población de aldeas cercanas y otras partes de Andalucía (Cádiz y Sevilla).

Los comentarios estan cerrados.